Preparación natural para el culturismo - Semana pico

Hemos cubierto la preparación para las competiciones de culturismo natural en este y otros 2 artículos para cubrir cada tema de la mejor manera posible:

En un esfuerzo por mejorar el tamaño y la definición de los músculos mediante la reducción del contenido de agua extracelular, muchos culturistas se dedican a la manejo de líquidos, electrolitos y carbohidratos en los últimos días y horas antes de la carrera. No se ha estudiado el efecto del manejo de electrolitos y la deshidratación en la apariencia visual y podría ser una práctica peligrosa. La deshidratación podría empeorar significativamente el resultado final, teniendo en cuenta que el agua extracelular no solo está presente en la capa subcutánea, sino que también se encuentra una cantidad importante en el sistema vascular, por lo que la práctica común de "bomba" Para ganar masa muscular y definición aumentando el flujo de sangre al músculo con pesas ligeras, el levantamiento repetitivo antes de subir al escenario puede verse afectado por la deshidratación o el desequilibrio electrolítico. Como sabemos, un gran porcentaje de la masa del tejido muscular está compuesto por agua y la deshidratación conduce a una disminución del contenido de agua del músculo y por tanto del tamaño muscular, lo que puede afectar negativamente al aspecto de la musculatura.

En los días finales antes de la competición, los culturistas suelen practicar el carga de carbohidratos similar a los atletas de resistencia al intentar aumentar los niveles de glucógeno muscular y ganar masa muscular. En el único estudio directo de esta práctica, no se encontró ningún cambio cuantitativo significativo en la circunferencia muscular. Sin embargo, se ha utilizado una dieta isocalórica, con solo una variación en el porcentaje de carbohidratos que contribuyen a la dieta. Si las calorías totales también hubieran aumentado, podrían haberse almacenado mayores niveles de glucógeno, lo que podría haber cambiado el resultado de este estudio. Además, a diferencia de los sujetos de este estudio, los culturistas antes de la carga de carbohidratos habían disminuido los niveles de glucógeno debido a una dieta baja en calorías a largo plazo, y es posible que en este estado la carga de carbohidratos pueda producir un cambio visual. Además, el rendimiento del culturismo se mide subjetivamente, por lo que el análisis de la circunferencia por sí solo puede no discernir los sutiles cambios visuales que afectan el éxito competitivo. Finalmente, algunos culturistas alteran la cantidad de carbohidratos cargados según el resultado visual, aumentando la cantidad si no se produce el cambio visual deseado. Por lo tanto, un análisis de la carga estática de carbohidratos puede no representar con precisión la naturaleza dinámica de las prácticas reales de carga de carbohidratos.

De hecho, en un estudio observacional de culturistas competitivos en los días previos a la competencia que cargaron carbohidratos, los sujetos mostraron un aumento del 4.9 por ciento en el grosor del bíceps el último día antes de la competencia en comparación con seis semanas antes. Si bien no se sabe si esto fue causado por el aumento del glucógeno muscular, es poco probable que se deba a la maduración de la masa muscular, ya que las últimas semanas de preparación suelen estar marcadas por una disminución de la masa muscular. Los estudios futuros de esta práctica deberían incluir un análisis cualitativo de los cambios visuales y analizar los efectos de los aumentos concomitantes en el porcentaje de carbohidratos y las calorías totales.

Actualmente se desconoce si la deshidratación o la manipulación de electrolitos mejora significativamente la apariencia física. Sin embargo, lo que se sabe es que estas prácticas son peligrosas y potencialmente pueden empeorar las cosas. No está claro si la carga de carbohidratos tiene un impacto en la apariencia y, de ser así, qué tan significativo es el efecto. Sin embargo, la práctica recomendada por algunos investigadores de aumentar el contenido de carbohidratos de la dieta en las últimas semanas de preparación puede permitir obtener los beneficios teóricos que propone la carga de carbohidratos. Si se desea utilizar la carga de hidratos de carbono, es recomendable, por tanto, realizar un test antes de la competición cuando el competidor haya alcanzado una condición similar a la de la competición, con el fin de establecer una estrategia individualizada y totalmente personal. Sin embargo, pasar una semana en un ciclo de prueba consumiendo carbohidratos y calorías en exceso puede retrasar la pérdida de grasa, por lo que sería necesario un largo período de dieta.

Por todo ello, siempre sería recomendable confiar en profesionales sanitarios competentes. Parece un consejo obvio y banal, pero desafortunadamente sucede cada vez más que los atletas novatos confían en entrenadores que son principiantes o entrenadores sin conocimientos científicos sólidos que quizás se basen solo en la práctica experimentada en ellos mismos en el pasado. De hecho, sucede todos los días que incluso niños muy pequeños, solo por haber participado en una competencia, deciden improvisar como entrenadores de la noche a la mañana y establecer para sus atletas las mismas prácticas probadas en ellos mismos. Es una pena que, como decíamos hace un momento, los planteamientos deban ser totalmente personalizados y por tanto hace falta mucha cultura y mucha experiencia para poder preparar a los niños para determinadas competiciones con total seguridad, ya que sólo hay una salud y siempre debe ser salvaguardado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir